Los niveles de seguridad perfectos no existen para las cerraduras, es por eso que los fabricantes de cerraduras siempre tienen la oportunidad de mejorar las creaciones que lanzan al mercado cada año.


Generalmente la seguridad de las cerraduras está relacionada con dos aspectos:


1. El tipo de material con que se fabriquen
2. La estructura de dichos dispositivos


El carburo de tungsteno y el nitruro de wurtzita y boro son materiales que logran que la estructura de una cerradura sea resistente a los ataques realizados por los ladrones de manera violenta, como cortes y cerramientos.

El nitruro de wurtzita y boro es incluso más resistente que el diamante, resistente a las altas temperaturas; sin embargo, debe emplearse como material auxiliar de cerraduras y candados.

El carburo de tungsteno conforma el cuerpo de la cerradura, de modo que la configuración externa e interna sea la adecuada. Se crearían cerraduras y candados sumamente costosos, pero no habría herramienta capaz de vulnerar estos dispositivos.


*Fuente: cerrajeropro.blogspot.com/